Declaración de fe

1

La Biblia está compuestas por 66 libros divididos en el Antiguo y el Nuevo Testamento, que fueron sobrenatural, plenaria y dinámicamente inspiradas por Dios en su forma original y constituyen así la Palabra infalible de Dios y la revelación completa del camino de salvación para el hombre, y su única regla de fe y conducta cristiana.

2

Hay un solo Dios, Creador y Sustentador de todas las cosas, de eterna existencia en las tres personas de la Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo.  

3

Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre. Es Salvador de todos los que -por la regeneración del Espíritu Santo- se arrepienten y reciben por fe, apropiándose de su obra en la cruz del calvario, donde murió en sacrificio sustitutorio por la humanidad.  

4

El Padre justifica a los que creen, una justificación que se basa en la vida y la muerte de Cristo, y así llegan a ser hijos de Dios por adopción.

5

Espíritu Santo es la tercera persona de la Trinidad que habita en cada miembro genuino de la iglesia desde el Pentecostés  con forme a la promesa del Padre. Que es el encargado de convencer al mundo de
pecado, de justicia y de juicio.

6

Creemos que el Señor Jesucristo bautiza con el Espíritu Santo al creyente, dándole así el poder para ser un testigo eficaz, en una experiencia normalmente subsecuente a la conversión.
Creemos que el orar en lenguas es una de las manifestaciones de dicho bautismo, así como lo son una experiencia con Dios más real y profunda, y que dicho bautismo es la puerta de entrada al ámbito sobrenatural de la vida cristiana.

7

Creemos que el hombre, originalmente creado a imagen y semejanza de Dios, cayó por desobediencia, trayendo así la muerte física y espiritual sobre la humanidad. El hombre nace desde entonces con una naturaleza pecaminosa y separado de Dios.

8

Creemos que el destino del impenitente e incrédulo es una existencia en tormento eterno, mientras que el del creyente en Jesucristo es una existencia en espíritu, alma y cuerpo glorificado, de eterno gozo y bendición en la comunión con Dios.

9

Creemos que la Iglesia Universal, verdadero cuerpo místico de Cristo, está constituida por todas las personas renacidas espiritualmente por la obra del Espíritu Santo en base a la fe puesta en Jesucristo. La Iglesia ha sido comisionada para predicar el Evangelio a toda criatura en todas las naciones, bautizándolas en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo, y enseñándoles a cumplir con los mandatos de Cristo.

10

El Señor Jesucristo volverá corporalmente por segunda vez para establecer su Reino y que su venida es inminente, y será  milenial, visible, gloriosa y triunfante.